Micro-Relatos 2: Diario de Henry W. Jones 2

por | 22/03/2018

7 de Marzo

Me dirijo junto a Indie y Máximo al gran cementerio del Monte Pírico, donde nos aguardan ciertas respuestas. Mientras caminamos rumbo a nuestro destino, he lanzado distintas preguntas a Máximo sobre los Pokémon prehistóricos, ya que él posee varios Pokémon de estos en su equipo. Por lo visto copiaron tecnología de un laboratorio de Kanto, pero fue arrasado por la erupción de un volcán. En cualquier caso, la recreación de estos fósiles es sencilla de comprender. En estos fósiles se encuentra el ADN del Pokémon, y gracias a las células de Ditto, se puede crear de manera artificial un Pokémon genéticamente idéntico al original. Según Máximo, los Pokémon creados de esta manera son amistosos y amables, aunque se desconoce si esto es porque en realidad estos eran así o si por lo contrario las células de Ditto tienen algo que ver. Supongo que mi próximo viaje será a Kanto a averiguar más sobre los Pokémon prehistóricos, ya que estos podrían decirme algo acerca de la humanidad.

Pasada ciudad Malvalona, y cruzado el río, se comienza a ver la cumbre del Monte Pírico, y esta genera más preguntas en mi. ¿Cómo es posible que una isla continental como Hoenn tenga tantos accidentes geográficos? Volcanes, cuevas, montañas, islas, aguas muy profundas… nada le falta a esta región. La teoría de Máximo es que esta región ha sido bañada por meteoritos durante muchísimos años, generando la ciudad de Arrecípolis o la cueva Meteoro, pero también ha habido influencia de los Pokémon Primigenios, Kyogre y Groudon. ¿Es posible que esos meteoritos fuesen de gran interés para Groudon y Kyogre y por ello vinieron aquí? Cabe esa posibilidad. Si Groudon y Kyogre fuesen ambos de esta región, ya habría estado devastada hace mucho, pero ¿Y si ambos tienen un origen distante, y su encuentro fue por estos meteoritos? Encaja demasiado bien para no ser cierto. De ser así, tiene sentido que el hombre pidiese ayuda a Rayquaza, pues de esta manera se habrían encontrado con el problema de golpe.

Pero sigue habiendo otras incógnitas, ¿Qué ocurría del resto de regiones con la influencia de Groudon y Kyogre en la distancia? Según tengo, si las formas primigenias de ambos Pokémon durase lo suficiente despiertas, llenarían el mundo en cuestión de semanas. Por lo que mi teoría es, que ambos Pokémon permanecieron dormidos hasta que los meteoritos que provocaron los accidentes geográficos de Hoenn sucedieron. Algo había en ellos interesante para Groudon y Kyogre, que fueron allí a poseerlo. ¿Los prismas? es lo más probable. Pero eso significa que Groudon y Kyogre nacieron dormidos, y nada les había despertado hasta ese momento, y nada nace dormido que sepamos.

Quizás Groudon y Kyogre dominasen la tierra, cada uno en un hemisferio distinto, y luego los primas llegaron a la tierra, fueron a buscarlos a Hoenn, y les dieron ese poder abrumador. En cualquier caso, con mil lluvias o un sol abrasador, la humanidad no debería haberse podido desarrollar tal y como la conocemos. O nacieron dormidos y despertaron, o existe otra razón.

La tarde caía en las faldas del monte Pírico, y nos adentramos en el cementerio a mostrar nuestros respetos. Es curioso que justamente un cementerio se encuentre en un lugar como este. Pese a ser un cementerio, el ambiente no era sombrío. Más bien nostálgico. Era distinto a cualquier otro cementerio en el que hubiese estado antes. Podía sentir que allí se descansaba realmente en paz.

Entiendo por qué los primas estaban aquí solo con verlo. No es un sitio de guerras ni conflicto. Según Máximo, no se tiene constancia de en qué momento se origina este cementerio. Cabe la posibilidad de que los propios Pokémon ancestrales también lo consideren un cementerio, y por ello no vinieron aquí a buscar los primas una vez se dejaron aquí. Toda guerra tiene muerte, y toda muerte debe ser respetada. Es posible que la guerra que iniciaron los primas generase el monte Pírico, y por lo tanto, puede simbolizar la paz entre Groudon y Kyogre.

Todas las guerras tienen principio y fin, y esta puede ser otra de ellas. Toda esta teoría encaja con las leyendas populares que me han contado los ancianos de por aquí. Y a decir verdad, solo con ver el lugar, todo cobra sentido.

Todo esto despeja dudas, que solo generan más preguntas. Groudon y Kyogre conocen el concepto paz, el concepto muerte y el concepto guerra. Es posible que su poder estuviese dormido hasta la guerra, pero su influencia en el entorno es evidente. El ser humano no puede sobrevivir en un mundo con continuo sol ni con contínua lluvia. Debía haber algún equilibrio en algún lado para que todo esto funcionase.

Mi próximo paso es estudiar la extinción de los Pokémon prehistóricos. Volveré a escribir cuando aterrice en Kanto.

Micro-Relatos 2: Diario de Henry W. Jones 2

La paz siempre es el descanso de los malos tiempos.

Micro-Relato anterior.

Deja un comentario