Micro-Relatos 4: Diario de Henry W. Jones 3

por | 11/04/2018

9 de Marzo

Voy rumbo a Pueblo Paleta, pues el campeón Máximo me concertó una cita con el Profesor Oak en su laboratorio, para que me contase sobre los Pokémon prehistóricos. También, Máximo me ha regalado un fósil caparazón, que según él es de un Kabuto. Me ha ayudado mucho a comprender el mundo Pokémon , y cada día tengo más claro que el destino de la humanidad y el de los Pokémon está muy ligado.

 

También me alegro mucho de que Máximo haya dado visto bueno a las teorías que he escrito en este cuaderno. Él es una persona que ha rechazado muchas teorías sobre la historia de la región de Hoenn, y quizás sea uno de los líderes en ciencia sobre oposición a teorías creacionistas. Ver que él ha apoyado y respaldado mis teorías en una carta que le escribió esa misma noche a su padre, me ha ayudado a asentarme, pues si un científico no cree en sus teorías, no puede continuar investigando.

 

Así que de momento, tenemos un Groudon y un Kyogre que viven en extremos distintos de la tierra. Que tras muchas lluvias de meteoritos en Hoenn, una de ellas trae consigo los Prismas y hace que Groudon y Kyogre vayan hasta Hoenn. Rayquaza, desde el espacio exterior, pone fin a la guerra que estos dos Pokémon habían tenido, y el monte Pírico es el santuario donde descansan todos los fallecidos por su guerra, y donde residen los prismas, en representación de la paz entre ambos Pokémon . Previo a ese momento, hay dos posibilidades: Kyogre y Groudon estaban en letargo desde que nacieron, o causaban un caos climático en la tierra. Este caos climático pudo ser el que causó la extinción de los Pokémon prehistóricos, pero de ser así, los humanos no podrían haber desarrollado la vida en la tierra, salvo que nuestra especie se desarrolle a la par que los Pokémon prehistóricos.

 

Para resolver este enigma, me dispongo a hablar con el profesor Oak para hablar sobre la recreación de Pokémon de la antigüedad. Si logramos recrear a alguno sin células de Ditto, y resulta ser amigable con los humanos, podría ser cierto que los Pokémon prehistoricos y los humanos coexistieron, y fue el cambio climático el que hiciese que los pokémon se extinguieran. Si esto fuese así, ¿por qué los humanos no se extinguieron?

 

Además, debo tener cuidado. A Indie le gustan mucho los huesos, y si me despisto es capaz de morder el fósil que llevo conmigo.

fósil caparazón

Fósil que recibí de Máximo. Es pequeño como podéis ver. Si cogéis algo con más de 100 años de antigüedad, no os olvidéis de usar guantes.

 

10 de Marzo

Ya veo a lo lejos Pueblo Paleta. Es muy pintoresco, y parece que está al margen del mundo. Da la sensación de que lleva así toda una vida. Es curioso que no venga nunca nadie a este lugar, pues no solo vive aquí el Profesor Oak, también fue aquí donde se crió Rojo, el gran entrenador legendario. Tengo curiosidad de saber cómo dos personas tan importantes en el mundo Pokémon, han podido salir de un sitio tan remoto y escondido. Pero he venido aquí buscando otra información.

 

Es curioso el laboratorio del profesor Oak. Normalmente, cuando te imaginas un laboratorio, te imaginas un lugar serio, discreto, lleno de gente trabajando. Pero, este laboratorio parece casi un juego, salvo cuando tienen que dar de comer a los Tauros que hay en los terrenos traseros. Podríamos decir que, este laboratorio, estudia a los Pokémon que se dejan estudiar, pues entablar amistad con ellos y respetar sus espacios es más importante que estudiarlos. Si pensáis que este laboratorio está liderado por Samuel Oak, estáis equivocados, pues los estudiosos del lugar viven a merced de los Pokémon.

 

Para mi sorpresa, el profesor había preparado nuestro encuentro con total y absoluta precisión. Por lo visto siente gran respeto por todos los científicos, sea cual sea el campo de estudio, y ha sentido gran interés sobre mis teorías. No solo eso, ha aportado una información que no había caído hasta ahora, y es la debilidad de los Pokémon Prehistóricos a los tipos de Groudon y Kyogre. Según se cree, estos pokémon son de tipo tierra y agua respectivamente, y todos los Pokémon prehistóricos son de tipo roca. Es cuanto menos interesante que todos pudiesen haberse extinguido a causa de su debilidad frente a estos Pokémon . Los Pokémon de agua y roca, seguro que no llevan bien la sequía, y el resto seguro que tampoco les ayudaban climas de lluvia contínua. Esto solo afianza un poco más mi teoría.

 

Le pregunté sobre la resurrección de los Pokémon prehistóricos, y si esta era posible sin células de Ditto, a lo que me respondió que sí. Por lo visto, en el laboratorio de Isla Canela, antes de que entrase en erupción, allí consiguieron recuperar el ADN de los fósiles en un 100%, permitiendo clonar a esos Pokémon . El problema de ese laboratorio es que se había perdido hacía mucho a causa de la erupción que hubo, y con él toda la información relevante. Pero aún había una alternativa.

 

El profesor me llevó afuera a presentarme a unos Pokémon. Estos eran tres Omanyte y un Omastar, que habitaban en el riachuelo de la parcela del laboratorio. Quizás sea porque allí todos los Pokémon son amables, pero estos fueron muy cariñosos con Indie y conmigo. Por lo que me contó Oak, los Omanyte fueron creados en isla canela antes de la erupción, y según su conocimiento, estos tres ejemplares siempre han sido amables con los humanos, incluso en el momento de su creación. Cabe la posibilidad de que los Pokémon al criarse con humanos saquen su lado amable desde pequeños y  por ello no suelen dar problemas. Pero por ejemplo, especies que no están acostumbradas al contacto humano, como Larvesta, Deino y Zweilous, son pokémon que desde huevo son difíciles de criar ya que sus entrenadores y ellos no terminan de congeniar del todo. Existe la teoría de que estos Pokémon tardan en evolucionar por esa misma razón, sus especies no están acostumbradas, evolutivamente hablando, a la conexión con los humanos u otras especies.

 

Obtener la respuesta que buscaba me ha dado una ambigüedad muy amplia, pero está claro que los Pokémon Prehistóricos y los seres humanos pueden estar más ligados de lo que nos creemos. Oak me ha dicho que mi investigación podría mejorar visitando las ruinas Alpha, en Johto. Ya estuve allí una vez hace mucho tiempo, y volver me ilusiona, pues esas ruinas son impresionantes. Según Oak, los Unown que habitan allí no han vivido siempre solos, sino que antaño, un clan vivía con ellos.

 

Sabiendo mi próximo destino, lo único que me queda por hacer es llamar a la universidad y advertir de que mi viaje se alargará. Espero que los Unown sepan responder a mis preguntas.

Laboratorio del Profesor Oak

Una vez en la puerta del laboratorio, Indie se ha quedado tranquilo y descansado en la pradera, y no he podido evitar sacarle una foto. Se que mis fotos no son muy científicas, pero fotografiar a Indie es casi igual de difícil que avistar un Pokémon legendario.

Micro-Relato Siguiente.

Micro-Relato anterior.

Micro-Relato anterior de Henry W. Jones.

Deja un comentario